Microfinanzas en acción: el puntapié inicial para un negocio de ‘futbolines’ - Banco PYME de la Comunidad - Bolivia

Microfinanzas en acción: el puntapié inicial para un negocio de ‘futbolines’ - Banco PYME de la Comunidad - Bolivia

BancoPymedelaComunidad.jpg11/17

La asociación de larga trayectoria entre Oikocredit y Banco Pyme de la Comunidad está permitiendo a microempresarios de Bolivia desarrollar negocios florecientes y sostenibles.

En la ajetreada ciudad boliviana de Cochabamba, Félix Cárdenas está muy ocupado dándole los toques finales a una brillante mesa de futbolín roja. Él y su equipo han realizado y pintado la mesa a mano meticulosamente, usando maderas locales y tallando los diminutos jugadores a partir de piezas recicladas de motor. 

Mientras toma distancia para admirar su creación, Félix reflexiona sobre la primera mesa que fabricó, en un cobertizo improvisado, hace unos 40 años. Su negocio ha recorrido un largo camino desde entonces. Con tres micropréstamos sucesivos de nuestro socio, Banco Pyme de la Comunidad, Félix ha construido un floreciente negocio desde cero; ahora produce hasta 24 futbolines por mes, para clientes de todo Bolivia y más allá.

Al comienzo, conseguir acceso a financiación para su proyecto fue una ardua lucha. Luego de perder su trabajo, a principios de los años 80, Félix estaba determinado a encontrar la forma de mantener a su familia iniciando su propio negocio. Pero conseguir un préstamo de un banco convencional resultó ser todo un desafío. Todo cambió cuando se acercó al socio de Oikocredit, Banco Pyme de la Comunidad. Banco Pyme, banco y proveedor de microfinanzas socialmente responsable, comparte la ambición de Oikocredit de empoderar a las personas para que mejoren sus medios de vida mediante las finanzas inclusivas. El banco se propone apoyar a pequeños negocios y empresarios de países en desarrollo, para que tengan iguales oportunidades de florecer.

Félix invirtió sus micro-préstamos en las herramientas, materiales y  equipos que necesitaba para instalar su taller, y luego en expandirse empleando a dos personas más. Banco Pyme lo ha apoyado en cada paso del recorrido. Su agente de créditos se reunía con Félix regularmente y llegó a desarrollar un profundo conocimiento de su negocio, haciendo posible que el banco le ofrezca préstamos adaptados a sus necesidades y al mismo tiempo evaluando su capacidad de repago. Cabe destacar que el banco fue más allá de las finanzas, y ofreció a Félix capacitación en temas tan importantes como desarrollo empresarial y contabilidad.

De esta forma, Félix no sólo consiguió los fondos que le eran vitales para establecer su negocio, sino también un leal socio financiero y comercial en quien confiar. Hoy, es capaz de mantener con holgura a su familia de siete integrantes.

¿Entonces cómo trabaja Oikocredit con Banco Pyme para apoyar a empresarios como Félix?

En particular, Oikocredit está ayudando al banco a expandir su oferta para empresarios de comunidades rurales. Lo está haciendo de dos formas: ofreciendo una inversión de capital y préstamos, y apoyándolo con desarrollo de capacidades para la creación de productos crediticios adaptados a los negocios rurales. Además, Oikocredit comparte buenas prácticas en medición del impacto social de los préstamos y cómo manejar mejor el riesgo.

Motivados por mostrar el trabajo artesanal de Félix, Oikocredit llevó el futbolín rojo a la 2017 Kirchentag (un evento realizado por la iglesia Protestante Alemana que atrajo a más de 100 000 visitantes) en Berlín, donde inversionistas y otros visitantes tuvieron oportunidad jugar un partido o dos. El equipo y el voluntariado de Oikocredit disfrutaron contando a las personas la historia detrás del futbolín. Mientras, a unas 6 500 millas de distancia, en Bolivia, Félix estaba encantado de saber que su primera exportación a Europa había tenido tanto éxito.

« Volver